compartir en:

Todos los trabajos, empleos u oficios son honrados; existen muchas personas que diariamente se “parten el lomo” para poder llevar un plato de comida caliente a sus familias, sin embargo, en muchas ocasiones los patrones abusan de su autoridad e imponen tareas que no corresponden a sus empleados.

Una situación similar ocurrió con un señor de la tercera edad que labora en el área de limpieza del sistema de transporte colectivo de la Ciudad de México, quien se encontraba llorando inconsolablemente dentro de un vagón con dirección a la plaza de Garibaldi.

Otra persona que también viajaba a bordo se acercó para ver si podía ayudarlo en algo, a lo que el hombre tímidamente le respondió que sus jefes lo iban a castigar porque le dieron dinero para 5 cafés, pero solo le alcanzó para 4. Dijo que tenía miedo de que lo regañaran.

De acuerdo con la publicación compartida en Facebook, fueron operadores de la terminal quienes le dieron la orden de llevar las bebidas, de lo contrario, lo harían trabajar hasta las 9 o 10 de la noche.

La situación trascendió en Facebook y Twitter, pues muchas personas manifestaron la inconformidad que sentían al hacer que el trabajador de limpieza fuera por el café del jefe y además tuviera que salir más tarde del horario habitual.

Más tarde, la cuenta oficial del metro aclaró la situación y dijo que se tomarán las sanciones correspondientes para quienes trataron al señor de esa forma.