compartir en:

Viajó a París para someterse al tratamiento estético que le costó la vida.

Personas cercanas al magnate israelí, Ehud Arye Laniado, lo describen como un hombre demasiado preocupado por su apariencia física y de cómo era percibido por los demás, por lo que a sus 65 años decidió someterse a una cirugía para alargar su miembro.

El comerciante de diamantes poseía propiedades valuadas en grandes cantidades a largo de los Estados Unidos y sus grande fortuna le permitía invitar a celebridades y grandes personalidades a visitar sus mansiones.

A través de redes sociales se dio a conocer su deceso, ocurrido por un paro cardiaco en el momento de la cirugía.