compartir en:

Un fatal accidente tuvo lugar el jueves por la mañana en un barrio de Brooklyn, luego de que un agente del Servicio de Inmigración y Aduanas disparara su arma hacia el rostro de un hombre al que intentaba arrestar y deportar.

Los oficiales de ICE se presentaron este jueves en West 12th Street cerca de Highlawn Avenue en Gravesend con una orden de deportación contra Gaspar Avendano Hernández.

La versión de ICE

Cuando estaban por realizar el arresto en la vivienda, Gaspar “atacó físicamente”, según el reporte, a los agentes. En medio de la pelea, presuntamente Avendano estuvo a punto de alcanzar el arma del oficial, quien apuntó a Avendaño pero que sin querer reboto por la mano y rostro de Erick Días de 26 años, uno de sus hijastros que estaba presente durante el arresto.

Fuentes de ICE aseguran que Díaz no sufrió lesiones graves y que ya estaba siendo atendido en el Hospital Maimonides. Además, dijeron que Erick será arrestado por interferir en una deportación.

Presuntamente, Gaspar Avendano aprovechó el caos desatado para encerrarse en casa, hasta que las autoridades del NYPD acudieron a su hogar y realizaron oficialmente el arresto.

Información proporcionada por ICE expone que Gaspar es un hombre que ya había sido devuelto en dos ocasiones a México. Dijeron que en 2011 había sido condenado por asalto en la Gran Manzana y el 3 de febrero de este año fue arrestado por poseer un papel falsificado.

La versión de un testigo

Kevin Yañez Cruz, otro de sus hijastros de 19 años, dijo a las autoridades que los agentes de ICE irrumpieron violentamente cuando su padrastro regresaba a casa por una herramienta que había olvidado del trabajo.

“Estos tipos salieron de la nada y lo atacaron. No dijeron: 'Estamos aquí para arrestarlo, arrestarlo'. No dijeron nada. Tenían esposas y pistolas, pero no se identificaron como oficiales. Y luego reaccionó. Comenzó a defenderse”, explicó el joven, recalcando que los agentes provocaron a su padrastro.

El joven también declaró que uno de los agentes disparó directamente contra su hermano y no se trató de un accidente: “Se pone [la] mano en la cara y cae al suelo. Pensé que lo iba a perder. Estoy jodido por eso. Fue terrible. Siento náuseas, me siento mareado. El arma estaba literalmente justo [en mi oído]. En todas partes hubo una explosión cuando escuché que se disparó el arma”.

Hasta el momento se sabe que Gaspar permanece bajo custodia policiaca y ante una posible deportación.

Sus hijastros Erick y Kevin tienen derecho de estar en EU, pues Díaz tiene permiso de 10 años, mientras que Yañez Cruz es ciudadano estadounidense.

Yes