compartir en:

Un peculiar nacimiento ha causado mucha controversia en los Estados Unidos, por utilizar a Jesús, María y José para hacer una reflexión en torno a la separación de familias migrantes en la frontera sur.

La Iglesia Metodista Unida de Claremont utilizó la  sagrada representación y puso a cada uno de los miembros de la Sagrada Familia separados en rejas, en una clara simulación a los centros de detención de migrantes.

“No lo vemos como político; lo vemos como teológico”, dijo en un comunicado Karen Clark Ristine, la pastora principal de la iglesia.

Agregó que si “la Sagrada Familia y las imágenes de una natividad son algo que aprecian, y los ven separados, eso despertará compasión en muchas personas”.

Este nacimiento pretende hacer conciencia entre la población en torno al tema de los migrantes.

“En un momento en que las familias de refugiados buscan asilo en nuestras fronteras y se separan involuntariamente unas de otras, pensamos en la familia de refugiados más conocida del mundo: Jesús, María y José", señaló Clark.

Esta no es la primera vez que la iglesia utiliza la representación del nacimiento del Niño Jesús para tratar este tema social.

No