compartir en:

A primera hora de este domingo las autoridades del condado de Missoula, Montana, recibieron una llamada que reportaba a un hombre que actuaba de manera extraña y decía que tenía un arma cerca de la zona del bosque. 

Sin embargo, cuando las autoridades arribaron al lugar el hombre había desaparecido, pero minutos más tarde otra llamada al 911 permitió la detención del hombre sospechoso. 

La Policía de Montana, detuvo a Francis Crowley, quien al parecer estaba bajo los efectos de alguna droga y aseguraba haber "enterrado" a un bebé vivo en el bosque horas antes de ser detenido. 

De inmediato los oficiales regresaron al bosque de Lolo Hots Springs, donde recorrieron el lugar a pie por más de seis horas hasta que uno de los agentes escucho un débil llanto del bebé, de inmediato comenzaron a buscarlo con mayor intensidad:  

"Siguió el sonido y encontró al bebé vivo, boca abajo, enterrado bajo una pila de palos y escombros", menciono el sheriff.  

Además, argumentó que era un milagro que el pequeño siguiera con vida ya que había permanecido por más de nueve horas con " un trajecito mojado y sucio" en un clima de 46 grados. 

Hasta el momento se reporta que el pequeñito no ha sido identificado y que se encuentra bajo medicación ya que presentaba principios de hipotermia, sin embargo, no corre peligro su vida. 

Mientras que el responsable se encuentra arrestado y acusado por poner la vida del menor en peligro. Por el momento se le impuso una fianza de 50, 000 dólares. 

imagenes tomadas de: https://pixabay.com/es/beb%C3%A9-la-atenci%C3%B3n-ni%C3%B1o-lindo-mano-20339/