compartir en:

El origen del coronavirus podría haber tenido su origen una exótica sopa de murciélago, vendida en Wuhan, China, así lo dio a conocer un estudio hecho por la revista Science China Life Sciences.


“El hecho de que los murciélagos sean los anfitriones nativos de Wuhan CoV (coronavirus) sería un razonamiento lógico y conveniente, aunque todavía es probable que haya huéspedes intermedios en la red de transmisión de murciélagos a los humanos”, dijeron los investigadores.

La famosa sopa también conocida como “Fruit bat soup”, es un platillo preparado en la región con un murciélago cocido abierto y acompañado con fruta o leche de coco, muchos comparan su sabor con el del “caldo de gallina”.

De igual manera este animal consume de forma frita o hervida, no obstante que varios médicos han advertido que el consumo de este animal puede ser tóxico para los humanos.

Aún se está evaluando el origen exacto de este mortal virus, pero se ha vinculado con mercados de mariscos y venta o contacto con animales de corral o salvajes.

No