compartir en:

El apoyo hacia la gente inmigrante en las calles de Nueva York cada día se hacen presente, muestra de ello es la cocina que realizó una escuela pública de Queens.

Gracias a la ayuda de “The Bay” en Far Rockaway quien convirtió su despensa en una cocina comunitaria ahora los padres en viviendas temporales puedan acceder a víveres gratis. 

De acuerdo con Viviana Rodríguez, coordinadora de padres de la escuela, hay más de 80 familias, inmigrantes en su gran mayoría, que viven en albergues locales con poco acceso a comida. 

Las familias que quieran hacer uso de estos vivieres podrán acudir todos los días, además de obtener alimentos pueden pedir artículos de aseo personal.

Para acceder a la comida gratuita la administración escolar se encarga de llamar a los padres que viven en albergues y después los registran en el sistema.

A esta causa también se sumó la cadena de supermercado “Stop and Shop”, quien donó a la escuela tarjetas de regalo para que puedan comprar más productos necesarios.