compartir en:

Una mujer estadounidense, que trabaja como docente en una preparatoria de Texas, escribió en Twitter varios mensajes dirigidos al presidente de los Estados Unidos pidiéndole que deportara a los estudiantes ilegales procedentes de México.

La profesora tenía la intención de que se enviaran agentes de la Oficina del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) a las escuelas de Forth Worth:

“Señor presidente, el Distrito Escolar Independiente de Forth Worth está lleno de estudiantes ilegales de México”, acusó a través de Twitter.

“Cualquier cosa que pueda hacer para eliminar a los ilegales de Forth Worth sería muy apreciada”.

Pero la maestra creyó que las más de 5 respuestas que escribió en Twitter eran mensajes privados, por lo que en los mensajes incluso se atrevió a dejar sus números privados de contacto y su nombre: Georgia Clark.

La mujer pide también que se ‘cuide su identidad’ cuando se tomen las medidas necesarias, pero todo esto solo provocó que quedara en evidencia su racismo en las redes sociales.

Al respecto, el Distrito Escolar admitió que la profesora pensó que se trataba de mensajes privados, por lo que se tomó la medida de suspenderla de sus labores como docente en votos por unanimidad de miembros de la junta escolar.

“Sus comentarios fueron hirientes, irresponsables, engañosos y desconfiados hacia los estudiantes que se supone que deben proteger y educar”, aseguró un miembro de la junta.

Yes