compartir en:

Lo que parecía ser una “pequeña travesura” terminó en tragedia para una estudiante de la Universidad Fordham.

El pasado domingo la universidad confirmó el fallecimiento de Sydney Monfries, quien durante la madrugada de ese día cayó al vacío cuando se encontraba en la torre del reloj del campus en El Bronx.

Compañeros del colegio creen que la alumna de 22 años subió clandestinamente al lugar junto con un grupo de amigos para apreciar la vista de la ciudad, ya que se considera una tradición secreta cuando se cursa el último año antes de graduarse.

Reportes de la policía indican que se inician las investigaciones correspondientes para hallar cómo los jóvenes lograron subir a la torre de Keating Hall, donde Monfries cayó desde una altura de, al menos, 30 o 40 pies tras perder el equilibrio.

Después del fatal accidente, elementos correspondientes llegaron al lugar, donde encontraron a la estudiante en suelo y con severos golpes en la cabeza y cuerpo, Sydney fue trasladad inmediatamente al Hospital St. Barnabas en estado crítico, sin embargo, momentos después médicos confirmaron su muerte.

La Universidad de Fordham afirmó que la joven se encontraba está cursando el último año de la carrera de periodismo en el campus de Rose Hill y lamentaron los hechos ocurridos.

No