compartir en:

Tras darse a conocer la renuncia de Evo Morales, como presidente de Bolivia por presión de las Fuerzas Armadas de aquel país, este lunes el canciller mexicano Marcelo Ebrard, dio a conocer que el boliviano aceptó asilo político en México.

“Les informo que hace unos momentos recibí una llamada del presidente Evo Morales, mediante la cual respondió a nuestra invitación y solicitó verbal y formalmente asilo político en nuestro país", afirmó el secretario de Relaciones Exteriores (SRE).

El funcionario federal explicó que la legislación mexicana reconoce el otorgamiento del asilo político en su Ley sobre Refugiados, Protección Complementaria y Asilo Político de 2011 y que consultó previamente a la Secretaría de Gobernación que encabeza Olga Sánchez Cordero, para conceder la estancia del exmandatario boliviano en el país.

"Se ha decidido concederle asilo político al señor Evo Morales, por razones humanitarias y en virtud de la situación de urgencia que enfrenta en Bolivia, en donde su vida y su integridad corren riesgo", refirió Ebrard.

Una vez que la SRE aceptó dar el asilo, el canciller solicitó el respaldo del Senado de la República.

Más tarde, mediante Twitter, Ebrard escribió que el expresidente de Bolivia, Evo Morales, ya está abordo de un avión de la Fuerza Área Mexicana y viaja rumbo a México.

Asimismo, anunció que la aeronave fue mandada “para asegurar su traslado seguro a nuestro país”.

Por otro lado, Evo Morales, dio a conocer que parte a México "agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida".

"Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía", enfatizó Morales.

No