compartir en:

Luego de haber pasado más de 15 días hospedado en el Campo Militar No.1, el expresidente de Bolivia, Evo Morales, ha decidido mudarse a otro lado e indicó que sus gastos correrán por su cuenta.

En conferencia de prensa el exmandatario pidió a los mexicanos y a "hermanos" embajadores a apoyarlo con recursos para su manutención.

"Desde anoche nos trasladamos a otro lugar, con cooperación, claro. Ahora que salimos del Campo Militar, tenemos que comenzarnos a financiar nuestra estadía. Ha sido difícil encontrar. Siempre está la cooperación de hermanos de México y también de embajadores de otros países”, mencionó.

Morales se negó a decir el lugar de su nueva residencia en donde vivirá acompañado de su exministra de salud, Gabriela Montaño y su exvicepresidente, Álvaro García.

El boliviano afirmó además que la Interpol giró una ficha azul en su contra para poder localizarlo luego de que fuera señalado en su país como un criminal.