compartir en:

Robert Mueller, quien era fiscal especial acudió esta mañana a una audiencia ante los miembros de los comités Judicial y de Inteligencia de la Cámara de Representantes y señaló que el presidente Donald Trump, no ha sido exonerado aún en una investigación en su contra por haber obstaculizado la justicia en el 2016.

Asimismo, dijo  que el presidente podría ser acusado de un delito cuando termine su mandato.

Al ser cuestionado sobre sus acusaciones contra Trump, Muller dijo que el Departamento de Justicia no puede acusar al presidente en funciones de un delito, pero eso no le impide continuar con sus investigaciones.

“Bueno, al principio decidimos que, en lo que respecta a la culpabilidad del presidente, necesitábamos avanzar, solo después de tomar en cuenta la opinión de la OLC (oficina legal) que indicaba que un presidente en ejercicio no puede ser acusado”, apuntó.

Durante los cuestionamientos de demócrata Jerrod Nadler (N.Y.), Mueller indicó que su reporte no exonera al presidente Trump.

Además, Muller reconoció que Rusia intervino en las elecciones en 2016 y que su competidor favorito era el mandatario republicano, no la demócrata Hillary Clinton.

Y afirmó que Rusia sería favorecida si Trump llegaba a la presidencia.

Por su parte, el presidente Trump, siguió la comparecencia del ex fiscal y estuvo escribiendo varios mensajes molesto por la situación en la que se desarrollaba la audiencia, sin embargo al final agradeció la participación de los democratas.

"Me gustaría agradecer a los demócratas por celebrar la audiencia de esta mañana. Ahora, después de 3 horas, Robert Mueller tiene que someterse a sí mismo a#ShiftySchiff (sospechoso, sic). ¡Una vergüenza para nuestro país!”, consideró