compartir en:

Durante la tarde del lunes la exreina de belleza y actual esposa de Joaquín “El Chapo” Guzmán, fue expulsada y ocasiono que un juez presente en el juicio del capo mexicano reprendiera a la defensa del narcotraficante, al usar un teléfono celular. 

De acuerdo con las reglas del juzgado federal de Brooklyn, se les prohíbe a los asistentes el acceso con cualquier aparato electrónico, mientras que los abogados, son los únicos que pueden acceder con teléfonos móviles. 

Por lo que los fiscales pidieron que "se le exigiera a la señora Coronel volver a ser revisada por el detector de metales". 

Además, el juez Brian Cogan, tras un descanso, les afirmo a los abogados que hay "imágenes de que tiene un teléfono celular en el tribunal, que se supone no debe tener". 

El incidente ocurrió antes de que un testigo secreto accediera a la sala. 

Mientras que uno de los abogados de Guzmán Loera, asegurara que Coronel se encontraba usando una aplicación de traducción en su teléfono. 

Sin embargo, los fiscales se manifestaron preocupados, ya que la esposa del “Chapo” podría estar tratando de tomar una foto al testigo protegido. 

Identificado como Miguel Ángel Martínez, quien se describió a sí mismo como un exgerente en el Cártel de Sinaloa y de quién los jueces no permitieron revelar su identidad. 

Hasta el punto de prohibir a los dibujantes de la corte plasmar la cara del testigo.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Emma Coronel Aispuro (@emmacoronela) el

Yes