compartir en:

A lo largo de esta semana se reveló la identidad de los involucrados en el asesinato del pasado domingo en una plataforma del metro de la ciudad de Nueva York.

Ahora, familiares cercanos a la víctima, Abel Rosso, aseguran que el joven de 21 años no pertenecía a la banda criminal Barrio 18, a la cual se le ha vinculado.

En un principio las autoridades revelaron que el salvadoreño y miembro de la MS-13, Ramiro Gutiérrez, había disparado en contra del mexicano Abel en una disputa de bandas criminales, pues fueron alrededor de 6 hombres los que acorralaron a Abel momentos antes de ser abatido a tiros en 90 Street y Elmhurst.

La mamá de Abel, Claudia Mosso, dijo que su hijo nunca le había dicho que estuviera en pandillas ni que tuviera algún vínculo con criminales.

“Por lo que vi en el video, le dispararon en la cabeza y le apuñalaron la cabeza, le dejaron destrozada su cabeza. Yo quiero justicia para mi hijo, que paguen los que le hicieron esto”, fueron las palabras de la progenitora a la cadena de Telemundo.

“No sé si voy a superar este dolor”, declaró.

De acuerdo con la señora Mosso, antes de irse, su hijo le comentó que iría a recoger a su novia para llevarla a casa.

También se reveló que después del asesinato la familia de la víctima ha recibido amenazas en redes sociales.