compartir en:

La política de “Tolerancia Cero” implementada por el presidente de los Estados Unidos, ha dado mucho de qué hablar desde que comenzó a separar familias en la frontera con México.

Son cientos de niños y padres que vivieron una situación complicada al tener que permanecer lejos los unos de los otros, ocasionando traumas psicológicos.

Pues bien, ahora el Gobierno de los Estados Unidos ha sido demandado por algunas familias que fueron separadas.

“Estamos presentando reclamos individuales bajo la Ley Federal de Demandas por Agravio, en nombre de seis familias separadas”, declaró María Fraustro, quien funge como vocera del Consejo Estadounidense de Inmigración.

Las familias

Entre los demandantes se encuentra la familia de Elena, una madre guatemalteca que se vio en la necesidad de abandonar su país luego de que fuera amenazada de muerte constantemente por integrantes de pandillas, quienes le exigían a Luis, su hijo de 12 años para involucrarlo en ese tipo de organizaciones, de lo contrario los matarían a ambos.

Fue en el 2018 cuando ella decidió huir para sobrevivir pero al llegar a la frontera con Arizona  fue torturada por miembros de la Patrulla Fronteriza quienes la metieron dentro de una hielera junto con su hijo antes de separarlos.

Se estima que al menos 3 mil familias conformadas por padres y menores de edad fueron separadas en la frontera y transferidas a albergues en distintas ciudades, o bien fueron deportados sin saber de sus seres queridos.

No