compartir en:

Donald Trump, presidente de los Estados Unidos viajó al estado de Ohio para realizar una visita a quienes resultaron heridos por la masacre ocurrida a las afueras de un bar, en donde 9 personas perdieron la vida, 27 resultaron heridas y el tirador murió abatido en el lugar.

“¡Las personas que conocí hoy en Dayton son las mejores del mundo!”, escribió en un hilo de Twitter, adjuntando fotografías del momento.

En compañía de Melania, el republicano ingresó al Hospital Miami Valley y se entrevistó con el personal médico para conocer el estado de los pacientes.

La vocera de la Casa Blanca, Stephanie Grisham, describió las actividades del presidente destacando que Trump dijo a los internos que “Dios les está mirando”, y que durante el tiempo de su administración él estará al pendiente de su estado.

Cabe mencionar que grupos se presentaron a protestar en contra del presidente para exigirle un control más estricto para las personas que deseen vender o adquirir armas de fuegos.

Además, estuvo presente el “Baby Trump”, un muñeco inflable famoso por usarse como protesta.

El Paso

Luego de visitar Ohio, la pareja presidencial se trasladó hacia El Paso, Texas, una masacre que terminó con la vida de 22 personas, dejando más de 20 heridos en un ataque impulsado por el odio del tirador hacia la comunidad hispana.