compartir en:

El pasado fin de semana se registró un altercado entre clientas y empleadas de un salón de belleza situado en el 1426 de Nostrand Ave, Brooklyn.

La versión de una de las clientas fue que una mujer afroamericana se negó a pagar el servicio, ya que las estilistas, quienes son de origen asiático, le realizaron una pésima depilación de cejas.

De acuerdo con la testigo, la víctima acudió al lugar con dos de sus nietos, los cuales también fueron agredidos por las empleadas con palos de escoba, charolas y frascos de acetona.

Mercy Maduka, una clienta que se encontraba al otro extremo, grabó la pelea y compartió el video en Facebook con el siguiente mensaje:

“Estoy en el salón de uñas, y le arruinaron la ceja a una mujer. Ella se rehusó a pagar y comenzó la pelea. Compartan esto,  porque los policías decidieron arrestar a la mujer de color y no a los chinos que comenzaron la pelea. Los golpearon como animales”.

AQUÍ EL VIDEO de la pelea

La versión del gerente

De acuerdo con los últimos informes, Michael Lin es quien se desempeña como gerente del establecimiento, dijo que él no le estaba exigiendo a la mujer el pago de 5 dólares por la ceja, sino por los otros servicios que se le proporcionaron, pero la mujer dañada dice que el gerente solo llegó a empeorar las cosas.

Su versión dice que él estaba reteniendo a la mujer de color porque quería irse sin pagar y él le dijo que solo se iría hasta que se le contara el caso a un policía y si él decía que podía irse, se iba.

“Dijo que no le gustaba y que no pagaría por nada, yo le dije siéntese, zdejeme llamar a la policía. Si ellos dicen que usted debe pagar el pedicure, lo paga. Por la ceja no hay problema”

Pero el video de vigilancia y los paparazzis en teléfono celular muestran cómo las empleadas intercambian golpes con la  clientas, incluso toman palos, charolas y botellas con líquido quitaesmalte.

Las víctimas dijeron para un noticiero local que el gerente en realidad les dijo: “Yo puedo arreglar tu ceja”, pero la madre insistía que ya no tenía remedio, pues prácticamente le habían sacado toda la ceja.
No