compartir en:

Luego de que una menor fuera reportada como raptada el pasado 5 de noviembre, autoridades de Carolina del Norte informaron que la noche del pasado martes se hallaron los supuestos restos de la desaparecida.

De acuerdo con versiones oficiales Hania Noelia Aguilar, de13 años fue raptada afuera de su casa. Según Charlotte, hermana de Aguilar, un hombre obligó a la adolescente a subirse a un automóvil y se dio a la fuga, por otra parte, un testigo señaló que el atacante iba vestido de negro, usaba mangas largas y cubría su rostro con un pañuelo amarillo.

A varios días de su desaparición, alrededor de las 16:44 horas del 27 de noviembre, el jefe de Policía de Lumberton, Michael McNeill, confirmó que el cuerpo de la menor fue descubierto en una fuente de agua a pocas millas de la casa. Sin embargo, aún esta información no es oficial hasta que se obtengan los registros dentales.

“Desearía tener un resultado diferente. Creemos que encontramos el cuerpo de la niña de 13 años”, dijo McNeill. “Las pruebas preliminares indican que el cuerpo es de Hania”.

Asimismo, Andy de la Rocha, agente del FBI, expresó que por el momento no tienen ningún sospechoso y se desconoce el tiempo en que el cuerpo perteneció escondido bajo el agua.

De igual modo, se detalló que el automóvil donde supuestamente fue raptada la menor fue localizado en un barrio de casa móviles a 10 millas de la vivienda de Aguilar.

Debido a la desaparición de Hania, el FBI informó que se ofrecía una recompensa de 25 mil dólares a quien pudiera aportar información relevante sobre el caso.

Hania fue descrita como una adolescente hispana, de cabello negro y ojos castaños, de unos 5 pies de altura y unas 126 libras de peso. Cuando fue secuestrada, vestía jeans azules y una camisa azul estampada con flores y cursaba el octavo grado en la Lumberton Junior High School.