compartir en:

Una mujer de 23 años, identificada como Emily Ramírez, fue detenida por las autoridades tras ser señalada como la autora del asesinato de su propio hijo, que apenas tenía 8 meses de nacido.

La joven enfrenta cargos de homicidio por negligencia criminal, así como de actuar de manera nociva contra un niño, luego de que dejara al pequeño en la bañera con el agua corriendo, mientras ella realizaba otras labores del hogar.

De acuerdo con las autoridades, la mujer halló al bebé boca abajo cuando regresó al baño, por lo que se comunicó con el servicio de emergencias.

Al llegar, los paramédicos llevaron a la menor a un hospital de niños en Montefiore, en donde murió dos semanas después.

Se notificó que los hechos ocurrieron el pasado 3 de julio, pero el arresto se llevó a cabo este martes 10 de septiembre.