compartir en:

Trabajadores de la MTA, así como agentes policiacos analizaron la escena de un aparente suicidio ocurrido alrededor de la 1 de la madrugada en una estación del metro de Brooklyn.

El conductor del tren fue testigo del salto del hombre, quien se sabe que tenía 52 años, frente al tren R que iba en dirección al norte cuando se detenía en la estación de la calle 45 en Sunset Park.

Debido a la gravedad de las heridas, el hombre perdió la víctima de inmediato.

Por motivos de privacidad familiar, las autoridades se limitaron a revelar la identidad del hombre.