compartir en:

Desafortunadamente el problema de los feminicidios en México sigue estando latente y el pasado 8 de febrero, Ingrid Escamilla, una joven de apenas 25 años, fue brutalmente asesinada y descuartizada por su esposo en la Ciudad de México.

El agresor identificado como Erick Francisco “N”, de 46 años es ingeniero civil de profesión y atacó a su mujer con un cuchillo tras una discusión y luego haberla matado la descuartizó para echar sus restos de manera cruel al desagüe.

El crimen fue confesado por el propio homicida a la policía, de acuerdo con un video que circula en las redes sociales.

 

De acuerdo con lo que narra en las imágenes, primero discutieron, porque él llegó borracho a casa, pero el pleito rápidamente subió de tono.

“Se enojó de que andaba yo tomando… Empezamos a discutir, seguimos discutiendo, empezamos a forcejear, después me dijo que me quería matar, le dije: pues mátame“, confesó Francisco.

“Estábamos ahí en la cocina, le digo: de una vez, y que saca un cuchillo y le digo: ¡de una vez!, primero como que me lo enterró y le digo: más fuerte, de una vez. No quería que nadie se diera cuenta. Con ese mismo cuchillo que me enterró, se lo enterré por el cuello”, confesó Francisco.

La policía de la Ciudad de México arribó al lugar de los hechos en donde se encontraba el cuerpo desmembrado y sin la piel de Ingrid.

A su vez, localizaron a un sujeto de 46 años, con visibles manchas de sangre en su ropa y cuerpo, por lo que fue detenido por los uniformados como probable responsable.

En las próximas horas el agresor será presentado ante un juez para comenzar con su proceso penal.

 

No