compartir en:

Hay situaciones en la vida que nos hacen creer que todavía hay personas bondadosas en la humanidad, y es que ante la ola de frío extremo que azota parte de Estados Unidos, un hombre pagó habitaciones de un hotel para que 70 personas pudieran resguardarse del clima.

Esto ocurrió el pasado miércoles en Chicago, donde se registró una temperatura de -30 grados centígrados.

Las personas que fueron ayudadas por este bondadoso hombre se encontraban en un campamento en el centro de la ciudad, sin embargo, un tanque de propano que servía de calefacción explotó dejando desamparados a los ambulantes.

Ante tal situación las autoridades comenzaron los preparativos para trasladar de inmediato a las personas a otro refugio, hasta que un hombre se puso en contacto con la policía para ofrecerles su ayuda rentando varias habitaciones de un hotel, para que las personas desamparadas pudieran resguardarse del frío durante una semana.

Se calcula que el frío gélido continúe durante los próximos días con pronósticos de hasta -25 grados bajo cero. Hasta este momento se ha reportado la muerte de al menos 10 personas por las afectaciones climatológicas.