compartir en:

Elementos de la Policía de Investigación (PDI) de la Procuraduría General de Justicia capitalina cumplimentaron una orden de aprehensión contra un hombre de 32 años, acusado del delito de violación en agravio de sus dos hijastras de 11 y 14 años; la más pequeña quedó embarazada.

El mandamiento judicial fue ejecutado este 7 de enero, cuando el imputado llegaba a su centro de trabajo localizado en la colonia Ejidos de San Francisco Culhuacán, perímetro de Coyoacán, posteriormente fue ingresado en el Centro de Detenciones del Reclusorio Preventivo Varonil Norte.

De acuerdo con el expediente, desde hace nueve años la madre de las víctimas decidió vivir en unión libre con el imputado y establecieron su domicilio en la colonia Francisco Villa, delegación Iztapalapa. Como resultado de esta relación, la pareja procreó un niño que en la actualidad tiene seis años.

La vida en familia aparentemente transcurría de forma normal, hasta que el 18 de diciembre de 2016, el indiciado le dijo a su cónyuge que llevara al doctor a la niña de 11 años, ya que presentaba malestar estomacal y había empezado a subir de peso de manera inusual. La mujer junto con la menor acudió al médico, quien después de revisarla le informó que su consanguínea estaba embarazada.

Fue así como la madre de las víctimas se enteró que su pareja abusaba de la niña desde que ésta tenía 9 años y que también hacía lo mismo con su hija de 14 años, por lo que denunció los hechos ante el agente del Ministerio Público de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales, quien inició la carpeta de investigación correspondiente por el delito de violación agravada.

Durante las indagatorias, se logró establecer que el imputado aprovechaba que la mamá de las agraviadas se ausentaba los fines de semana por cuestiones de trabajo para abusar de ellas. Asimismo, las amenazaba con matar a su progenitora en caso de que lo delataran.

Después de practicarles estudios psicológicos a las afectadas, se determinó que éstas presentan alteraciones emocionales en su conducta que corresponden a personas menores que han sido víctimas de agresión sexual, mientras que los dictámenes en materia de medicina y de genética confirmaron que fueron violadas sexualmente, y se corroboró el embarazó de la niña de 11 años.

Al tener conocimiento de los hechos y de que el agresor continuaba viviendo en el mismo domicilio con las menores,  la abuela de éstas, en compañía de su asesor jurídico, dejó a sus nietas a disposición del representante social de la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Niñas, Niños y Adolescentes, quien resolverá su situación jurídica. Ahí, las afectadas reciben atención integral con asistencia médica, psicológica y social.

Días después, la progenitora se presentó ante el agente del Ministerio Público y exhibió copia de la credencial de elector del imputado, posteriormente permitió el acceso a su vivienda, ubicada en la colonia Francisco Villa, delegación Iztapalapa, a elementos de la Policía de Investigación y peritos en fotografía para la inspección ocular en el lugar de los hechos.

Tras reunir los elementos de prueba suficientes en la carpeta de investigación por el delito de violación agravada, el representante social solicitó audiencia ante un Juez de Control para que girara orden de aprehensión contra el imputado, la cual fue otorgada y cumplimentada.

Con estas acciones la Procuraduría General de Justicia capitalina refrenda su compromiso de investigar los delitos hasta su esclarecimiento, con estricto apego a la legalidad y respeto a los derechos humanos, a fin evitar impunidad y mantener la confianza de los capitalinos hacia las instituciones.

Asimismo exhorta a quien haya sido víctima de este ilícito lo denuncie ante la Fiscalía Central de Investigación para la Atención de Delitos Sexuales al teléfono 5346 8205 o al correo electrónico [email protected]

violador1