compartir en:

Al parecer, el joven se dio un “atracón” de frituras, por lo que tuvo que ser internado.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Los Cheetos son una de las botanas preferidas por todo el mundo, sus diferentes sabores y presentaciones encantan a la mayoría, tal es el caso del rapero estadounidense Diego Leanos, mejor conocido como Lil Xan, quien ingirió cierta cantidad de los Cheetos Flamin’ Hot y su estómago lo resintió, ya que comenzó a vomitar sangre.

También puedes ver: Asesino de Queens huye a Puebla y comete otros dos crímenes

Lil Xan acudió oportunamente al hospital, en donde recibió un tratamiento, pues asegura que los Cheetos son un demonio porque le arañaron el estómago.

Al siguiente día, el rapero explicó en redes sociales que no estuvo en el hospital por sobredosis de drogas: “Comí demasiados Hot Cheetos, tengan cuidado, son un demonio de droga”