compartir en:

El Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de la oficina en Texas dejó libres a 586 inmigrantes detenidos en El Paso.
400 de los arrestados fueron liberados previo a la navidad, mientras que los 186 restantes obtuvieron su libertad hasta después del 25.

“Vienen de celdas de inmigración, están hambrientos, tienen sed, la mayoría no se ha bañado en mucho tiempo. La situación es realmente difícil para ellos”, fueron las palabras de Dylan Corbett, activista que funge como director ejecutivo del Instituto Hope Border.

¿Qué dijo ICE al respecto?

Mediante un comunicado de prensa, el Servicio de Inmigración señaló que la liberación se llevó a cabo para garantizar que familias no permanecieran tanto tiempo en detención e incluso acusó a las leyes de inmigración, pues le adjudican cirtos puntos que interfieren con la detención de quienes permanecen en el país sin documentos.

De las personas liberadas, muchos continuarán su proceso legal en libertad, mientras que otros serán ubucados mediante rastreadores.

El cogresista demócrata Beto O'Rourke compartió en redes sociales algunas imágenes del momento en el que los voluntarios repartían regalos a los liberados.

No