compartir en:

Una mujer hispana fue detenida por haber tirado a su bebé muerto en un contenedor de basura y apenas salió de la cárcel fue capturada nuevamente ahora por agentes de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) para ponerla en proceso de deportación.

La mujer fue identificada como Adriana Hernández-Acala de 32 años, y fue detenida el pasado miércoles 29 de enero días después de ser liberada del Centro de Detención de Las Vegas.

La mujer junto con su esposo enfrenta cargos de abuso y negligencia infantil, junto con un cargo de ocultar evidencia, sin embargo, el juez ordenó su libertad sin pagar fianza porque la oficina del fiscal de distrito aún no había presentado una denuncia penal, reportó 8 News Now.

Los acusados reconocieron que estaban fumando metanfetamina y notaron que su hijo no respiraba, pero como no querían llamar al 911, intentaron ocultar su muerte echándolo en el bote de basura.