compartir en:

En plena pandemia que se está atravesando mundialmente, autoridades migratorias de Estados Unidos sorprendieron al dar a conocer que se liberaron a inmigrantes detenidos en Luisana.

De acuerdo con información difundida por abogados inmigratorios, se les notificó que el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés) comenzaría a liberar a sus clientes, a algunos de los cuales les habían negado la libertad condicional.

Ante esta noticia el vocero del ICE, Bryan Cox, declaró que la amenaza del coronavirus era un factor en un proceso actual de revisión de detención, pero negó que hubiera un “cambio de política”.

La agencia ha sido presionada para reducir su población de aproximadamente 36 mil reclusos, aproximadamente la mitad de los cuales están acusados de infracciones civiles, no penales.