compartir en:

Se dio a conocer a través de la cadena televisiva CNN que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés) comenzará un programa piloto de pruebas de ADN a inmigrantes indocumentados que lleguen al país como familia, para así comprobar el parentesco.

Dicho programa comenzará la siguiente semana, el objetivo principal es erradicar el tráfico de personas.

¿En qué consiste?

“Rapid DNA” consiste en tomar una prueba de la mejilla, la cual puede lanzar un resultado en aproximada mente 90 minutos.

“Esto es parte de un proceso de investigación más amplio. Esto no es una evaluación, no es solo una aplicación aleatoria…es un piloto diseñado para evaluar la utilidad de esta tecnología en un proceso de investigación”, declaró para CNN Derek Benner, un directivo de ICE.

La DHS aclaró que el programa está basado en el incremento de inmigrantes que intentan traficar con menores de edad, pues la cifra se ha elevado hasta un 315%.