compartir en:

"No te aflijas, la puerta del arrepentimiento está abierta", fueron las palabras del predicador islámico kuwaití Mubarak al Bathali para el seleccionado Mohamed Salah, tras la lesión del egipcio en la final de la Champions League.

Pues el rabí dijo que la lesión de Salah era un castigo divino. Ya que el “Faraón” había roto el ayuno de Ramadán, al desayunar en Kiev antes del partido sin que se le concediera el permiso de hacerlo.

Te puede interesar:

Ya que este es uno de los ayunos más importantes para los musulmanes, sólo se les permite romperlo a aquellos que viajaran distancias largas, sin embargo Al Bathali dijó que el futbolista no viajaría un amplió trayecto y su lesión fue el resultado de no cumplir con lo que su religión le pide.

Además como consecuencia de la lesión Mohamed estará 3 semanas fuera de las canchas; se perderías los primeros juegos de la Selección en el Mundial de Rusia 2018 pero regresaría en el encuentro de Egipto y Uruguay.

Te puede interesar:

Foto tomada de: https://twitter.com/MoSalah https://www.facebook.com/pg/momosalah/photo...

No