compartir en:

Tras darse a conocer el pasado 16 de septiembre el secuestro de Dulce María, de 5 años, en un parque del condado de Cumberland, Nueva Jersey, se iniciaron las investigaciones por parte del FBI, donde la colocaron a la lista de desaparecidos y secuestrados de los más buscados.

En un inició se indicó que se otorgaría una recompensa a quien dé datos sobre el paradero de la menor, la cual ha ido incrementando poco a poco en estas últimas semanas.

La recompensa por información de la menor que inició en los 30 mil, luego pasó a los 35 mil dólares, ahora ha subido a los 40 mil dólares.

De acuerdo con John McNebsy, presidente de la Orden Fraternal de la Logia de Policía No. 5 en Filadelfia, reveló que la diferencia de los 5 mil dólares es por parte del sindicato.

De acuerdo con medios, McNebsy, dijo que esperaba que la recompensa ayudara a generar conversaciones adicionales sobre el caso y que estará disponible para cualquier persona que proporcione información que conduzca al arresto de un sospechoso.

HECHOS

Dulce María, acudió al parque con su madre, hermano y otro miembro de la familia.

La madre permaneció en el auto mientras la hija de 5 y su hermano de 3 jugaban en el área infantil, cuando el niño se acercó llorando porque su hermana había sido tomada por un desconocido.

De inmediato, la familia revisó el parque y no pudo hallar a la pequeña.

Las autoridades tomaron cartas en el asunto y se descubrió que a Dulce la secuestro un hombre hispano, blanco, que conducía una camioneta roja en donde subió a su víctima.