compartir en:

Luego de que fuera declarado culpable de asesinar a un empleado de una tienda en 2015, se dio a conocer que el culpable de origen mexicano libró su condena de pena de muerte.

Apolinar Altamirano, de 34 años, fue acusado de asesinar a tiros a Grant Ronnebeck, un empleado de una tienda de conveniencia de Mesa, Phoenix, cuando le insistió pagar unos cigarrillos que tomó.

Ante la discusión, el mexicano asesinó a tiros a Ronnebeck, después agarró más cajetillas de tabaco y huyó del lugar.

Inmediatamente policías iniciaron una persecución, para finalmente detenerlo, al realizar las investigaciones correspondientes, hallaron en el auto una pistola y un paquete de tabaco sin abrir.

Pese a que Apolinar ha sido condenado a seis años de prisión tras declararse culpable de la posesión ilegal de armas, todavía enfrenta varios cargos en relación a la muerte de Ronnebeck. Sin embargo, Altamirano se ha declarado no culpable de robo y asesinato.

De acuerdo con medios, Altamirano sufre de una discapacidad y debido a ella se frenó la pena de muerte, sin embargo, deberá enfrentar cadena perpetua en caso de que el próximo 1 de agosto sea declarado culpable.

La Oficina del Fiscal del condado de Miracopa, que procesa a Altamirano, está “revisando el análisis y el registro para evaluar los próximos pasos”, reveló AP.

Michael Kemp, el mismo juez que falló impedir a los abogados solicitar la pena de muerte para el indocumentado, prohibió en octubre que los fiscales usaran el estatus migratorio de Altamirano en el caso.