compartir en:

Muchas veces querer cumplir el “sueño americano” puede convertirse en una terrible pesadilla, como en el caso de una inmigrante quien perdió la vida y a su hijo en las aguas del Río Grande.

Fue el pasado martes cuando autoridades fronterizas de la estación del sur de Eagle Pass, Texas reportaron la desaparición de un menor de tres años al intentar cruzar la frontera junto con su madre en el sector del Río Grande.

 “Esta es una tragedia descorazonadora que sucede demasiado a menudo”, dijo el agente Raul L. Ortiz, Jefe de la Patrulla Fronteriza en el Sector Del Río Grande. “Los agentes de la Patrulla Fronteriza están utilizando todos los recursos disponibles en la búsqueda del niño perdido”.

De acuerdo con versiones oficiales, el pasado 20 de agosto alrededor de las 01:30 horas un grupo de 12 migrantes que se encontraban cruzando el Río Grande cerca de un puerto de entrada les avisaron a los agentes que la mujer de 28 años, originaria de Honduras fue arrastrada por la corriente junto con su hijo.

Las autoridades comenzaron las búsquedas inmediatamente con la asistencia de equipos aéreos y marinos, sin embargo, el cuerpo fue hallado la mañana del miércoles por la Patrulla Fronteriza, quienes lo entregaron a las autoridades del condado del condado de Maverick.

No