compartir en:

Por Nadia Venegas

Un mes tardó en dañarse la remodelación que realizó en dos años la delegación Benito Juárez en el Mercado Santa María Nativitas.

Con cristales rotos, las tuberías inconclusas, deterioro en la fachada de ladrillos, filtraciones de agua y otras anomalías es como se encuentra este espacio, en donde el gobierno que encabeza el panista Christian Von Roehrich invirtió 16 millones de pesos.

Aunque se les permitió a los comerciantes ingresar al centro de abasto en los primeros días de enero, después de un par de años vendiendo en la vía púbica, la nueva infraestructura ya presenta fallas.

La tablaroca que sostiene las cortinas metálicas para cerrar los locales ya se encuentra dañada, algunos locales también tienen problemas de instalaciones eléctricas y tablaroca dañadas.

El piso, recién instalado, muestra cuarteaduras y algunos pozos. Tal es el caso de la carnicería de Lemuel Pérez, le cambiaron el mosaico y la instalación eléctrica no le permite tener operando los refrigeradores.

“Prometieron una remodelación de 16 millones y honestamente no le metieron ese dinero”, evidenció.

“Yo estoy muy inconforme porque esto que hicieron, en lugar de ayudarnos nos perjudicaron, nos mandaron dos años a la calle y después no nos entregaron el inmueble, nos dijeron métanse al mercado; no están haciendo su papel como servidores públicos”.

Los sanitarios se encuentran cerrados por tener problemas en el drenaje, lo cual complica el trabajo para los comerciantes y la atracción de clientes.

“Si queremos ir al baño tenemos que salir al Cendi, ahí cuesta 5 pesos; en qué trabajo te cobran por ir al baño”, cuestionó Raúl Rosales, líder de la organización de locatarios del mercado.

Los acabados en las banquetas, un techo para los exteriores laterales, las tuberías subterráneas para que puedan caminar por las aceras los visitantes en días de lluvia, la remodelación del jardín y la sustitución de los letreros son algunos de los trabajos que no se han realizado.

Pese a esto, los locatarios acusaron al personal de la delegación de presionar para que acepten que se inaugure como se encuentra el mercado, lo cual se aseguró no se aceptará hasta que se concluya.