compartir en:

El pasado 25 de diciembre falleció el elefante “Benny”, quien había sido rescatado de un circo y entregado al parque ecológico Ehecatl en el municipio de Ecatepec, Estado de México.

En la necropsia de ley se estima que la causa de la muerte del paquidermo se debió a una insuficiencia renal de etiología, sin embargo, se inició una investigación con el objetivo de confirmar que no hubo algún tipo de negligencia.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente(Profepa) indicó que se revisaron las pruebas documentales y fotográficas que demuestren que no fue una situación de negligencia, tanto en el manejo de la especie, como en el tratamiento de su enfermedad.

“El informe aportado por la Comisión Estatal de Parques Naturales y de la Fauna (CEPANAF), quien conservaba la custodia del elefante, indica que Benny de 26 años de edad, murió el pasado 25 de diciembre del presente año por una insuficiencia renal crónica y su causa aún se desconoce”, comentó la Profepa.

El organismo detalló que en 15 días entregarán los resultados de laboratorio, mediante los cuales se conocerá la causa de la insuficiencia renal que padecía Benny, y el tratamiento que recibía.

El elefante asiático está considerado, en la lista roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN, por sus siglas en inglés) y en el Apéndice I de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres, como especie en peligro.