compartir en:

Las torrenciales lluvias que se han presentado desde el pasado jueves en el suroeste de Japón, han provocado numerosas inundaciones con fuertes corrientes en algunas ciudades. 

Hasta el momento, las autoridades japonesas reportan 157 pérdidas humanas y  al parecer la cifra irá en aumento, mientras que los elementos de rescate continúan con las labores propias. 

"Los 75.000 policías, bomberos, soldados de las Fuerzas de Autodefensa [apelación del ejército japonés] y guardacostas hacen lo mejor que pueden" enfatizó Yoshihide Suga. 

Además, reiteró que aún hay decenas de personas reportadas como desaparecidas, por lo que estima que las muertes por estas lluvias puedan aumentar considerablemente. 

La cadena estatal NHK, reporta la mayoría de la pérdida tanto de personas como de infraestructura en Hiroshima, Okayama y Ehime. 

Por su parte el primer ministro nipón, Shinzo Abe, canceló este lunes su gira a Europa y Oriente Medio, para poder coordinar personalmente las tareas de asistencia a las víctimas. 

Por ahora, las autoridades siguen con la búsqueda de sobrevivientes y realizando los trabajos de limpieza bajo un abrazante sol, de hasta con 35ºC a la sombra. 

Imagenes tomadas de: https://www.facebook.com/NIHONKOKU.JAPAN/