compartir en:

Muchas veces al mudarse de casa empiezan los temores de que posiblemente existan fallas en la nueva vivienda, como fugas de agua, gas, mala instalación de luz y hasta a veces la presencia de será paranormales, sin embargo, muchas veces esos fantasmas resultan tener una explicación.

Recientemente se dio a conocer que una estudiante de la Universidad de Carolina del Norte, se mudó de casa y al ser nueva inquilina pensó que había fantasmas, puesto que escuchaba ruidos extraños, desparecían cosas, le faltaba ropa y hasta veía marcas en el baño.

Fue hasta el sábado pasado cuando decidió armarse de valor y preguntar a los cuatro vientos "¿quién está ahí?", inmediatamente le contestaron; "Oh, mi nombre es Drew", ella abrió la puerta del closet y vio a un hombre usando su ropa.

Al notar la presencia del intruso la joven llamó a su novio y relató que esperó con calma la ayuda mientras hablaba con el hombre para mantenerlo distraído.

Finalmente, la pareja de la estudiante llegó acompañado por policías quienes informaron que el intruso fue identificado como Andrew Swofford, un joven de 30 años, quien después del incidente fue encarcelado. Ahora enfrenta 14 cargos criminales, incluyendo robo y suplantación de identidad.

Hasta el momento se desconoce cómo entró a la vivienda ubicada en Greensboro, Estados Unidos.