compartir en:

Integrantes y activistas de la comunidad judía se encuentran elaborando una demanda judicial en contra del alcalde de la ciudad, será por obligarlos a vacunar a sus hijos en medio a la medida de emergencia del sarampión.

El alcalde Bill De Blasio levantó una medida en la que la mayoría de los vecindarios de Brooklyn debían estar vacunados contra el sarampión, sobretodo menores de edad, lo que provocó la furia de algunas familias antivacunas y de los judíos.

De acuerdo con el comunicado, quienes sean mayores de 6 meses y vivan es los siguientes códigos postales no pueden salir a las calles ni a lugares públicos si no tienen la vacuna: 11206, 11206, 11211 y 11249.

De no tener las vacunas, se debía pagar una multa de mil dólares, además cualquier escuela que aceptara niños sin vacunas sería clausurada.

Esta mañana el representante legal de la comunidad señaló que se trata de un exceso de autoridad y que esto procedería en una demanda por discriminación religiosa.

Funcionarios del sector salud señalan que las vacunas no son peligrosas y que los efectos secundarios son muy bajos, pero los padres no han cedido.

Para mayor información sobre esta vacuna autoridades de la salud ponen a disposición el 311, al cual podrá llamar cualquier persona para recibir orientación y respuesta a todas sus dudas.