compartir en:

Un grupo colectivo conocido como Chopeke fue el encargado de la instalación de tres sube y baja que fueron colocados en las dos caras del muro que divide México y Estados Unidos, exactamente en Chihuahua y Nuevo México.

El juego de color rosa quedó recargado entre los tubos metálicos, conectando a las dos naciones.

¿Quién lo ideó?

Se trata del arquitecto Ronald Rael, un profesor de la Universidad de California.

El profesor explicó a medios locales que esto tiene un objetivo: “Lo que hace uno en un lado, tiene impacto en el otro. Y eso es lo que es un sube y baja, exactamente eso”.

¿Cuándo comenzó?

El arquitecto instaló este tradicional juego el domingo 28 de julio, con la esperanza de que tanto familias mexicanas y estadounidenses se unieran para poder jugar y balancearse, objetivo que se logró.

Yes