compartir en:

Este miércoles se dio a conocer que Joaquín Guzmán Loera emitió una carta para el juez Brian Cogan, en la que le pide poder pasar al menos un instante en compañía de Emma Coronel, su actual esposa.

El líder del cártel de Sinaloa dijo estar dispuesto a que agentes de seguridad (o las autoridades correspondientes) estén presentes durante el encuentro.

“Solicitamos a la corte que permita este gesto humanitario. Un breve y momentáneo saludo que quizá podría incluir un abrazo”, la defensa señaló que este encuentro no pondrá en riesgo la seguridad. “No hay peligro de que intente escapar”.

Uno de los principales motivos de la solicitud es la salud mental y emocional de Guzmán, la cual se encuentra deteriorada debido al aislamiento.

Malas noticias

Pero este jueves el juez respondió a su solicitud y dictaminó que Guzmán NO TIENE DERECHO  a pasar un momento en compañía de Emma:

"La Corte está de acuerdo con la solicitud. Como lo señala el abogado defensor, la conducta del acusado durante lo que seguramente son procedimientos difíciles y condiciones de confinamiento para él ha sido ejemplar, y ha demostrado una considerable gracia bajo presión".

"Sin embargo, después de haber consultado ampliamente con el Servicio de Alguaciles de EE. UU. Sobre la solicitud del acusado, el Tribunal está obligado a negarlo. Los Alguaciles han enfatizado que acceder a la solicitud sería contrario a todos los procedimientos de seguridad que se han implementado”, fue la respuesta.

También puedes ver: Quedaron seleccionados los jurados para el juicio contra "El Chapo" Guzmán

Ya se cumplen casi dos años desde que Joaquín Guzmán no tiene contacto con su esposa debido a su encierro en una celda de máxima seguridad, pues la gravedad de sus delitos le impide tener ese derecho.

Las únicas con la que ha podido establecer breve contacto son con sus hijas gemelas de 7 años.

No