compartir en:

Uno de los equipos más populares en México “Las Chivas Rayadas del Guadalajara”, alegró la noche de ayer a su afición tras ganar el pase a la final de la Concacaf Liga de Campeones, pero no todo es miel sobre hojuelas.

De acuerdo con medios locales, la idea que nos quieren vender de un equipo sólido y unido es pura fantasía, ya que al parecer existen serios problemas  entre los jugadores y directivos.

Según fuentes dentro del equipo, aseguraron que la escuadra rojiblanca aún sigue esperando el pago que se les prometió el año pasado cuando ganaron el “famosísimo” doblete (Copa y Liga).

Promesas fallidas

En su momento se informó que el directivo José Luis Higuera había prometido darle a la los jugadores un pago de casi cuatro millones de pesos (220 mil dólares), pero después de casi  seis meses los tapatíos solo han recibido uno (55 mil dólares). Es decir, quedan tres millones de pesos (165 mil dólares) por pagar a cada jugador.

Pero si fuera poco, los dirigidos por Matías Almeyda, estallaron en coraje el pasado domingo, cuando se preparaban para viajar a Nueva York para enfrentar a los Red Bull, al juicio esta fue la gota que derramó su paciencia.

Se agota la paciencia

Para empezar el traslado estuvo fuera de lo ideal, en lugar de realizar un vuelo directo a la Gran Manzana tuvieron que hacer una escala algo alargada en Houston, provocando que se registraran casi 12 horas de viaje.

Tras estas largas horas de viaje comenzaban a calentarse los humos, pues resulta que no se hizo una reservación a tiempo y el rebaño no tenía donde alojarse, por lo que decidieron trasladarlos a un hotel de concentración en Nueva Jersey algo lejos del Red Bull Arena.

¡Ok…! Esto realmente a cualquiera le molestaría, pero lo que si no se puede perdonar es meterse con la hora sagrada de la comida, pues jugadores también han expresado que su alimentación cada día va mal en peor, señalando que no está acorde a lo que antes recibían.

La chiva encabritada podría manifestarse

Ante todas estas inconformidades se escucha decir que probablemente en alguno de los próximos calentamientos o entrenamientos las chivas muestren su enojo volteando las casacas o vestir todos de blanco en señal de protesta a consecuencia del trato que han recibido en los últimos meses y por no darles una solución o respuestas a lo que “pelean” con justa razón.

Hasta el momento no se sabe si estas medidas que ha tomado la directiva es señal del mal rendimiento y resultados que ha mostrado el equipo o simplemente es una falta de compromiso.

¿Qué opinas?, ¿Quién tiene la razón?, ¿Crees qué el rebaño tome venganza en la final contra Toronto?...

Fuente de la imagen: https://www.facebook.com/Chivas/photos/a.10152194004677138.1073742075.119089757137/10156204210217138/?type=3&theater