compartir en:

Como parte de su programa de labor social, Guerreros de Corazón, los jugadores de Santos Laguna disputaron un partido contra Murciélagos, un equipo de invidentes. Los elementos del club de Primera División jugaron con vendas en los ojos para igualar circunstancias.

“Estábamos completamente perdidos. A veces uno pone excusas y ellos le dan para adelante, hacen lo que les gusta y su sueño es jugar a la pelota y, pese a la incapacidad, lo hacen”, dijo el capitán de Santos, Carlos Izquierdoz.

El partido se disputó con un balón especial, que lleva una especie de cascabel en su interior, de modo que cuando giraemite un sonido con el cual los jugadores identifican la ubicación del balón. Para ello se requiere silencio durante el juego entre los asistentes al partido.

Murciélagos Laguna es un equipo de futbol para personas con discapacidad visual, que nació hace dos años. Actualmente cuenta con 12 integrantes, todos ellos de la Comarca Lagunera.


Carlos Izquierdoz, capitán de Santos, junto a un intedrante de Murciélagos.
FOTO: Cortesía Club Santos Laguna


Gerardo Alcoba batalló para identificar y ubicar el sonido del balón.
Foto: Cortesía Club Santos Laguna


Jugadores de Murciélagos y Santos convivieron al final del partido.
Foto: Cortesía Club Santos Laguna

Los Guerreros recibirán el domingo a Cruz Azul y se reencontrarán con Pedro Caixinha, el último timonel que hizo campeón al cuadro lagunero.

“Pedro deja mucho legado, la verdad que he aprendido mucho de él en el tiempo que lo tuve de entrenador”, comentó el defensa argentino.