compartir en:

Siendo una de las ligas más populares y que más dinero mueve en Estados Unidos, la NFL se encuentra en “lucha” contra Donald Trump, desde que este se convirtió en presidente. 

Recordemos que desde la pasada temporada algunos jugadores han optado por arrodillarse, levantar el puño o quedarse en los vestidores mientras se entona el himno nacional estadounidense en señal de protesta por la discriminación racial que aún se vive en aquel país. 

Pero al término de la temporada el reglamento de dicha liga cambió, y ahora no se permitirían ningún tipo de protestas durante los partidos

Sin embargo, el jueves por la noche, varios jugadores de americano retomaron las protestas de la temporada pasada, desafiando de este modo a Trump y a la misma liga. 

En el nuevo reglamento se marca que se impondrán multas a todos los equipos cuyos jugadores realicen algún tipo de protesta en la cancha durante el himno, pero sí se les permitirá quedarse en los vestidores hasta el inicio del partido. 

Dicho cambió fue aprobado en mayo de este año y desde entonces el presidente estadounidense lo aplaudió y comenzó a enfrentarse a los deportistas que lo contradicen. 

Por el momento solamente queda esperar la sanción que será impuesta a varios jugadores, después de que diversos medios anunciaran esta mañana que ayer retomaron las protestan en partidos de preparación:

Durante el enfrentamiento entre los Delfines de Miami y los Bucaneros de Tampa Bay, los receptores Kenny Stills y Albert Wilson se arrodillaron y el defensor Robert Quinn alzó su puño. 

Mientras que el capitán de las Águilas de Filadelfia, Malcolm Jenkins alzó el puño, misma acción que realizó el esquinero De'Vante Bausby, por lo que el defensor Michael Bennett se quedó sentado en el banquillo previo al enfrentamiento contra los Steelers de Pittsburg.   

Por su parte varios jugadores de los Jaguares de Jacksonville, como Jalen Ramsey, Telvin Smith, Leonard Fournette y T.J. Yeldon, no salieron al campo durante la interpretación del himno y más de una decena de jugadores del conjunto neoyorquino se arrodillaron durante el himno.   

Por lo que esta mañana el mandatario de los Estado Unidos utilizó su ya famosa cuenta de Twitter para atacar a los jugadores. 

"Los jugadores de la NFL están en eso de nuevo,arrodillándose cuando deberían estar de pie orgullosos por el Himno Nacional. Numerosos jugadores, de equipos diferentes quieren mostrar su "indignación" ante algo que la mayoría de ellos no puede cambiar. Hacen una fortuna haciendo lo que aman...", expuso.

Mientras que el jugador del actual campeón de la NFL, Malcolm Jenkins publicó un twitt antes del partido:  

"Antes de disfrutar este juego, tómense un tiempo para reflexionar que más del 60% de la población carcelaria es gente de color. La NFL está compuesta por un 70% de afroamericanos. Lo que presencian en el campo no representa la realidad del Estados Unidos cotidiano. Somos las anomalías..." 

Imagen tomada de: http://embed.sendtonews.com/editor/?cid=8457