compartir en:

Desde que Andrés Manuel López Obrador, inicio campaña se ha caracterizado por ser una persona sencilla, por lo que ahora que ha llegado a la presidencia sigue manteniendo ese perfil.

Ahora que el mandatario mexicano acudió a Nayarit para apoyar a los damnificados del huracán Willa, reafirmó que aún sigue siendo una persona “normal”, puesto que durante su visita acudió a una tienda de conveniencia sin escoltas o policías, para comprarse un café.

A través de redes sociales, comenzó a viralizarse unas fotografías donde se ve a Obrador entrando a un Oxxo para comprar un café, pero al momento de pagar los trabajadores decidieron pedirle una fotografía como recuerdo, ante esta petición el tabasqueño no se negó, por lo que se le ve muy sonriente con los empleados.

Durante su visita aseguró que se canalizarán unos 60 millones de pesos para cada uno de los ocho municipios afectados por el fenómeno natural para el mejoramiento de la infraestructura urbana.

Asimismo, dijo que se realizará un censo para que los apoyos lleguen a quienes realmente los necesitan, un ejemplo es que cada familia afectada tendrá un apoyo de dos entregas mensuales de cinco mil pesos para afrontar sus necesidades más indispensables.

No