compartir en:

Previo a una reunión privada que sostendría con el sector empresarial de Zacatecas, el candidato por Morena, Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado sobre si aceptará o no participar en un debate con los demás aspirantes a la Presidencia de la República, esto luego de que en menos de 48 horas fuera “invitado” por sus contrincantes.

¿Provocaciones?

Sobre si “tenía los pantalones” para hacerlo, tal y como lo dijo Ricardo Anaya, ahora candidato por la coalición Por México al Frente; AMLO se limitó a calificar la declaración como “machista”. Y reafirmó que no caerá en provocaciones.

Sin embargo, pidió a sus contrincantes, específicamente a Anaya y José Antonio Meade, que lo respeten.

Cabe señalar, que el candidato de la coalición Todos por México, dijo a López Obrador que le “entre” ya que no había pretextos para llevar a cabo dicho debate, pues el Tribunal Electoral Federal “nos dio luz verde para debatir en este periodo intercampañas”.

A su vez, el aspirante presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, señaló que se trata de una trampa por parte de sus adversarios en la contienda, y los invitó a que resuelvan sus “pendientes”.

“Que debata Meade con Anaya para ver todo lo que tienen pendiente; que dejen de estarse cuestionado, criticando, que no se amenacen, que arreglen sus cosas”, concluyó López Obrador.

“Los rusos”

El tabasqueño también hizo uso de las redes sociales para “bromear” sobre sus asesores rusos de “Tuxtla Chica, Tepetitán, Catemaco, Zacapoaxtla, Tlaxiaco, La Yesca, Mocorito, Imuri, Bácum y de muchos otros pueblos”, quienes le recomendaron no pelear “y nos ha ido requetebién”.

Fuente de la imagen https://www.facebook.com/lopezobrador.org.mx/photos/a.10152966187624782....