compartir en:

Esta semana elementos de la Patrulla Fronteriza desmantelaron una casa de seguridad que era utilizada por polleros para realizar sus operaciones de contrabando de indocumentados en la frontera de México y Estados Unidos.

La casa se encontraba ubicada en un vecindario del sur de Laredo, en Texas y en el interior fueron encontradas 31 indocumentados procedentes de El Salvador, Nicaragua, Guatemala, Honduras y México, quienes ingresaron al país sin papeles y por lo que fueron detenidos.

La Patrulla Fronteriza detalló que lograron dar con este lugar gracias a un informe sobre actividad sospechosa en una residencia donde podrían estar resguardando a indocumentados.

En las llamadas “casas de seguridad de polleros” los indocumentados son retenidos mientras se realiza el traslado a zonas metropolitanas de destino final o en espera de que sus familiares paguen el dinero acordado para cruzar la frontera.

No