compartir en:

Lionel Messi puso al Barcelona a las puertas de los cuartos de final de la Champions League, al empatar 1-1 al Chelsea en Stamford Bridge y con ello también rompió su maldición contra el cuadro de Londres, al que no le había podido marcar en ocho intentos, pero el noveno fue el definitivo.

El empate obliga al Chelsea a buscar goles en el juego de vuelta en el Camp Nou, programado para el próximo 14 de marzo, pues el empate 0-0 le daría el pase a los catalanes, que desde el inicio de la actual temporada sólo han perdido un partido.

El brasileño Willian pudo abrir el marcador desde el primer tiempo, pero no encontró suerte en sus dos intentos. En ambas ocasiones le pegó a los postes. Pero en el segundo lapso llegó su tercera oportunidad y esta vez no perdonó con un disparo raso y esquinado a pasada la hora de juego.

Sin embargo, a 15 minutos del final, Iniesta recuperó el balón cerca del área y ya dentro, habilitó a Messi quien definió de primera intención con la zurda para así terminar con la maldición de los Blues.