compartir en:

Este lunes la Casa Blanca recibió al equipo de beisbol que se coronó en la última Serie Mundial, Los Astros de Houston, donde fueron recibidos por el presidente Donald Trump, aunque lo hizo con plantel incompleto, ya que el puertorriqueño Carlos Correa declinó la invitación como algunos otros jugadores o equipos completos durante el mandato del polémico presidente estadounidense.

También se ausentó el lanzador Ken Giles y aunque se presume que ambos casos se deben a diferencias políticas con Trump, la franquicia de Houston argumentó que se debía a asuntos familiares y no entró en detalles

Josh Reddick, jardinero derecho, fue el encargado de entregarle al presidente un jersey con el número 17, en referencia al año (2017) en el que conquistaron su primer título en Grandes Ligas.


Instagram @realdonaltrump

Reddick fue el único jugador que atendió a la prensa después de la ceremonia, la cual tuvo una duración 30 minutos y evitó la polémica al momento de ser cuestionado sobre las ausencias.

“Me dijeron que todos íbamos a ir. Algunos lo hicieron, otros no lo hicieron. Todo el mundo tiene su propio punto de vista de cómo lidiar con las cosas”, comentó.

Fuente de la imagen: https://www.instagram.com/p/BgPOiBEgO2o/?hl=es-la&taken-by=realdonaldtrump