compartir en:

Durante las batallas extremas llamada “Rumores Blasfemos”, que se celebrada el lunes por la noche en la Arena López Mateos, donde decenas de personas se dieron cita, un luchador De Puerto Rico tuvo que ser trasladado de emergencia al hospital tras recibir un tabicazo en la cabeza. 

Durante el enfrentamiento de una lucha de ataúd entre el gladiador mexicano, Ángel o Demonio y el Cuervo de Puerto Rico, puesta en la semifinal de la velada, terminó en tragedia. 

Después de una serie de impactantes golpes con sillas y mesas dentro del cuadrilátero, el “Cuervo”, quiso recuperar las fuerzas y salió del templete mientras que el otro peleador tambaleándose tras una serie de sillazos en la cabeza, subió un par de tabiques. 

Una vez dentro de las cuerdas tomo un ladrillo y lo arrojo directamente a la cabeza de su contrincante, el cual cayó de inmediato al piso inconsciente. 

Tras unos segundos tendido en el suelo, un médico se acercó a la víctima, quien después de reaccionar salió por su propio pie rumbo al hospital Polanco. 

Donde tras una serie de análisis se determinó que esta tarde entraría al quirófano, para que se le practique una cirugía de alto riesgo, debido a un coágulo que tiene en el cerebro. 

Mientras Ángel o Demonio, pidió disculpas tras finalizar la pelea: 

 “Desgraciadamente soy bien profesional. Y ese tabicazo, mi idea era para la espalda. Y desgraciadamente con los sillazos que me dio, no tenía la exactitud. Le pido una disculpa a todo el público, porque ante todo soy un profesional”.

Imagen tomada de: https://www.youtube.com/watch?v=XEDDwK_jpqI 

No