compartir en:

Se supone que el amor de padres es el más puro que puede existir, sin embargo, una madre en China ha puesto a debatir a internautas, tras darse a conocer que abandonó a su hijo con autismo en un KFC porque no puede mantenerlo.

De acuerdo con medios, el pasado 13 de mayo, los empleados del restaurante de comida rápida en Hangzhou, China, se percataron que durante un gran lapso de tiempo se encontraba un niño en una de las mesas, el cual estaba comiendo y deambulando.

Una vez que se dieron cuenta que no lo acompañaba ningún adulto, los trabajadores llamaron a la policía para reportar al menor de 6 años.

Al llegar las autoridades correspondientes al lugar trataron de hablar con el menor, sin embargo, él no les contestaba, por lo que decidieron hacerle una revisión.

Al indagar en sus bolsillos hallaron una nota donde decía la madre que había decidido abandonarlo, ya que no podía seguir manteniéndolo; solo esperaba que un buen samaritano lo adoptara o bien, fuera enviado a un orfanato.

Fue momentos después que policías enviaron al menor a un hogar para niños abandonados o que son víctimas de maltrato.

Asimismo, gracias a las cámaras de seguridad se pudo obtener la identidad de la mujer, quien fue detenida dos días después de lo ocurrido.

La acusada de 28 años dijo que el padre de su hijo los abandonó hace 3 años; además aseguró que lo que gana en su trabajo no le alcanza para mantenerlo, por el momento se encuentra detenida hasta que concluya la investigación.