compartir en:

Pobladores de Negros Oriental en Filipinas escucharon el llanto de un bebé y realizaron un hallazgo que los dejó sin palabras: dos cuerpos de recién nacidos.

Medios locales señalaron que se trata de dos pequeñas gemelas que fueron lanzadas de un vehículo en movimiento.

Se especula que la madre fue quien las dejó caer con el propósito de deshacerse de ellas, pues las pequeñas estaban bañadas en sangre ya que acababan de nacer.

Mientras los cuerpos de emergencia arribaban, los pobladores cubrieron con mantas a las niñas.

Desafortunadamente, una de las pequeñas no logró sobrevivir, mientras que la otra permanece bajo vigilancia médica.

"Es tan triste, y me enoja tanto cuando pienso en una persona adulta que le ha hecho esto a sus hijos", dijo Jean Miral, una residente al medio británico Mirror.

También puedes ver: Quedaron seleccionados los jurados para el juicio contra "El Chapo" Guzmán

“Es tan hermoso ver a la niña viva y pensar cómo fue salvada. Pero siempre estará sin su hermana gemela”.

No